Origen

“Las personas olvidan siempre que la felicidad humana es una disposición de la mente y no una condición de las circunstancias”.

John Locke

Para explicaros de dónde viene Educatool® se me hace obligatorio dejar cuatro rayas sobre otro tema que la condiciona totalmente: la manera de ver y vivir la vida. La mirada que tenemos de la propia vida y de la forma en que debemos vivir proporciona un gran paraguas a todo lo demás. Dentro de este paraguas encontramos cómo educar: como docente, como padre y como persona en este mundo. Educa el padre, la madre, los profesionales de la educación, etc., pero también los vecinos y vecinas, la televisión, los letreros colgados en las paredes, los hermanos, las amistades, los libros… Porque es toda la tribu quien educa y cómo esta tribu afronta la vida marca cómo la afrontarán las generaciones venideras. 

Hay veces en las que piensas que sería bonito viajar en el tiempo unos años atrás para volver a disfrutar de antiguas vivencias positivas. Piensa que dentro de unos años pensarás lo mismo del momento actual. Ahora es el momento. Disfrútalo como si vinieras de tu yo futuro en un apasionante viaje en el tiempo. Tienes un regalo increíble que puedes disfrutar en cada momento: vivir el presente. Esto es Educatool®. Caminar sin moverse. ¿Es esto posible? También es una respuesta cuando nos preguntamos qué es educar. Educatool® es una forma de vida. 

Recordando la comparación del optimista hacia el pesimista a la hora de ver un vaso con la mitad de su interior lleno de agua, este se puede ver medio lleno o medio vacío. Educatool® son ambos puntos de vista. No solo intentar quedarse con la idea de que los psicólogos siempre os tenemos que convencer de ver el vaso medio lleno. Esto sería una gran mentira porque el vaso también está medio vacío. El optimista que ve el vaso medio lleno tiene la sensación de caminar, mientras que el pesimista ve el vaso medio vacío y tiene la sensación de estar siempre quieto y de no moverse. Nuestra realidad recoge los dos: quien anda y quien se queda quieto. Esta herramienta resume muy bien lo que es todo un concepto de vida.  

Pero Educatool® puede tener otras acepciones. Parece que siempre tenemos que caminar hacia adelante, progresar, crecer, avanzar… Ese concepto de felicidad derivado del neoliberalismo no es más que un reflejo del contexto económico actual: sin crecimiento infinito no hay felicidad. Todo ello conduce a una insatisfacción constante e insaciable llevándonos, a menudo, a la desesperación, al estrés, la tristeza y la pérdida del objeto real de la vida: ser feliz. Educatool® también se refiere a que se puede caminar sin necesidad de tener que avanzar siempre. En el camino siempre podemos detenernos a disfrutar del paisaje o caminar dando vueltas recreándonos en cada momento. E incluso quedarnos quietos si la felicidad está en ese lugar del camino. 

Esta mirada se puede resumir muy bien en la conocida anécdota del empresario estadounidense que, en una visita a México, ve a un pescador autóctono estirado durante su siesta mientras el mar está repleto de peces. El empresario le dice: 

—¿Pero qué haces ahí durmiendo? Con la de peces que tienes en este mar podrías pedir un préstamo, comprar un barco, crear una empresa y pescar en masa. Después, crear una flota mayor y pescar muchos más peces. Al cabo de diez o veinte años podrías ganar mucho dinero y, gracias a eso, no tendrías que trabajar más y podrías descansar. 

El pescador mexicano se aparta ligeramente el sombrero de la cara y le dice:

Gringo. Pero ¿para qué voy a hacer todo esto si ya estoy descansando ahora? 

Nos pasamos la vida esperando en un mundo frenético lleno de estímulos que no hacen más que posponer lo que realmente nos hace felices. Es un mundo de continua insatisfacción que no disfruta del trayecto porque solo vive de futuras metas intangibles. Y esto también ocurre en referencia a la educación. Debemos disfrutar del proceso, agradecer el camino, el aquí y ahora, pensando que ya hemos llegado adonde queríamos ir. Todo ello sin renunciar ni olvidar nuevas metas. 

La tarea de educar durante este inicio de siglo XXI no es fácil. Tampoco lo es la de relacionarse con otras personas ni la de gestionar esas relaciones. El contexto sociocultural y económico transmite nuevas dificultades, pero también nuevos retos. Y si esta tarea se dirime como profesional o como padre o madre, la dificultad se multiplica. Veinticuatro horas de servicio en pro de la educación. 

Nací en una familia humilde. Un matrimonio con dos hijos y dos hijas emigrado de Aragón a Cataluña que vivió en su piel la dura crisis de los años 80. Crecí en un sistema educativo autoritario (posfranquista) al que rescataron algunos docentes vocacionales, como Pere París, tutor mío de 6º a 8º de la antigua Educación General Básica. Viví la educación selectiva en un instituto de secundaria que se vanagloriaba de los suspensos de sus alumnos como un éxito propio, lo que siempre me ha hecho entender muy bien al alumnado con más dificultad para aprender. A pesar del duro contexto, los diferentes soportes me hicieron remontar y me orientaron hacia la formación universitaria deseada. En ese punto descubrí la salvación de lo que me apasionaba: la psicología. Aquello fue el inicio del camino en que todo cambió. Hasta el día de hoy. La importancia del carácter autobiográfico da respuesta a la necesidad de fundamentar las teorías y modelos de la psicología de la educación en vivencias propias. 

Si te adentras en Educatool® encontrarás orientaciones y recursos para profesionales de la educación, padres, madres o cualquier persona interesada en la globalidad de lo que significa educar. Desde una perspectiva múltiple y diversa, se detallan experiencias que dan respuesta a veinte años de dedicación y crecimiento en el mundo de la educación y la psicología. Como profesional, como padre y como persona en este mundo. 

En definitiva, es una forma de ver la vida.

Àlex Letosa Porta

Director Educatool®